12 de enero de 2012

Secuelas en sepia.

Un segundo de canciones,
óperas escritas con tinta sepia;
recuerdos abandonados en París
llenos de lluvias casuales
y esperas incompletas.

Estatuas de sal
aparecen en mi camino nostálgico;
un devenir de olas amadas y odiadas
con tu imagen en medio de las aguas.

Profundos pensamientos se arremolinan,
hablan en voz en off.
Mi retiro no me permite dejarte,
sólo me acerca a un precipicio.

La incertidumbre es el sin sentido de lo desconocido,
es la esencia de tu comportamiento;
ben(mal)dita ontología humana
hecha mujer, hecha niebla oscura.

Vuelvo a mis canciones
pequeños flashback,
abandono diplomático
de mi futuro pasado hostil.
Publicar un comentario