2 de diciembre de 2011

Poema cuántico XXIII. Terapia neuropsicogénica

La tranquilidad se transmite en las olas,
serenas de acoger el calor de millones de células
flotando en medio de archipiélagos de ideas.

Imagina un mundo imaginario,
lleno de latidos y sentidos;
con ambientes repletos de imaginación
e inspiración simple.

La verdad está entre las esencias,
todo vuelve a tomar su camino.
Respira el aire que corre en esta imaginería,
¿sientes la realidad?.

De nuevo, reaparece la luz,
amante del poeta de la oscuridad.
Nihilista o comunista,
al final todo es lo mismo:
la utopía en otra perspectiva.
Publicar un comentario