15 de agosto de 2011

Nota aparte de una obstinación compulsiva (Monólogo interior realista)

No entiendo cómo te dejé ir,
entre los versos de un poema extraño 
sin decirte lo que pasaba realmente
El silencio reescribe cada verso
al extrañarte,
me alegro de volver
a encontrar un nuevo sol.

Entre millones tuviste que ser tú,
maldita probabilidad y moneda
jugada entre los dedos
del amor fatal.

Si estás aquí,
es para regalarme momentos
únicos, felices
sin caer en monotonías,
apatías de un pasado.

Gracias
por volverte a ver
entre los versos
de éste, mi poema
que te recuerda
como herida en medio de la razón.
Publicar un comentario