1 de noviembre de 2009

Calisto europeo

Corro entre los caminos,
encierros de ambientes vítreos.
Dime si hay algo de aire
entre el polvo de la ciudad.

Dejando preguntas al por mayor,
despedidas inconclusas y saludos grabados
en formato mp3.

Estaciones de trenes llenas
de caras desconocidas,
sueños moribundos
de tantos retornos y monotonía.

El reloj mira cínico,
no me das novedad;
no sé si quedar en el punto final
o morir en el suspensivo...
Publicar un comentario