23 de mayo de 2008

Llovizna notálgica de verano

Un verso saca a otro
verso clavado
en el inconsciente de esta soledad.

Una rima busca empleo
desde que Góngora se fue.

Las sinalefas tienen ataques depresivos,
el hiato ahora se retiró;
las leyes de acento final fueron hipotecadas
y se esconden del mundo para no sufrir la humillación del abandono e ignorancia...
de ese abandono de un imprudente que las olvido
y escucha música disco (Ojalá que ese no fuera yo...);
las diéresis se mueren de envidia por ir al cementerio a descansar
bajo el pïano de la vecinä...
de la sinéresis nadie sabe nada.

Los estudios de 300 páginas
esperan
atentos a la 1º oportunidad
de emigrar a una época llamada
Renacimiento.
Publicar un comentario