23 de abril de 2008

Silencios en la tierra

Ya se acabaron las pruebas del tiempo,
el silencio
quebrado está.

Ya nada queda por escribir,
por salir,
por gritar, por llorar.

Ya nada se salva de las caída total,
sopotar este sepulcro
no es más válido para correr
para salir .

Ya de nada sirve llorar
sobre la leche derramada.
Es pedir la limosna ...con el fin de sacar la hambruna a la gula.

De salvar el fin con tapar el sol con un dedo...
ya nada queda por escribir.
Publicar un comentario