31 de marzo de 2007

Rarezas de un turismo fantástico

A los que me acompañaron en la vida

Iba a Santiago de regreso (Al final del todo,me tocaba el turno en el hospital ).Había estado mucho tiempo en Viña; por la ventana , veía un cielo semi-oscuro y los pinos brillaban con la bruma ; el camino se hacía corto .
Imaginaba bailar al son del piano del abuelo (Con algo más de polvo y polillas) en salón frente al mar -tan,tan. Me levanté y recogí su equipaje , esperaba la suerte de quedar adentro ... Una mujer rígida ,y a la vez, esbelta; le entrega un sobre... Una gota de sudor corre por la mejilla ...Todo era posible.
Te estaba mirando como un cuadro frente a un espectador -le decía su amada aspirando una bocanada de aire puro ... Fugaz de vuelta corre ,se abre el sobre y descubre en la palabras .
la playa...
-No te engañaré, entiendes o no- ...Estaré allá ...el auto va a 100km/h .Una luz cálida...

Nadie sabe nada ."Le informamos que ...", llega corre..."No ha quedado seleccionado"... Llora ,grita ,se ahoga y una mano le recoge en la noche ...

No te preocupes yo estaré aquí....


París.
Publicar un comentario